proyecto educativo

“SOMOS UNA FAMILIA, SOMOS UN EQUIPO. UN COLEGIO ABIERTO AL MUNDO”

La acción educativa en todo colegio tiene lugar en un contexto de convivencia (todo centro educativo es un “mundo” a escala reducida) y esta esfera de desarrollo personal y social tiene un lugar privilegiado en el trabajo que realizamos con nuestros alumnos. Estamos convencidos de la necesidad y la importancia de una convivencia sana, basada en el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la cooperación, el compañerismo, la generosidad, para el buen desarrollo de las capacidades personales de todo tipo: intelectuales, artísticas, deportivas…

En ese contexto, nuestro modelo educativo apoya y potencia el crecimiento de las capacidades personales, pero rehúye la competitividad que deshumaniza y favorece el egoísmo excluyente.

Contacto
DEPARTAMENTO DE

ORIENTACIÓN Y SISTEMA TUTORIAL.

Nuestro Departamento de Orientación asesora a los diferentes equipos educativos en el diagnóstico y en las medidas más adecuadas de intervención cuando se observan comportamientos individuales y grupales que alteran la convivencia.

Este modelo educativo se ejecuta a través de un potente sistema tutorial perfectamente coordinado en cada uno de los equipos educativos, que actúan con criterios comunes y de manera corporativa siempre, asumiendo en el desarrollo de su  labor el modelo cooperativo con el que enseñan.

ASÍ SOMOS

VOCACIÓN INTERNACIONAL

Nuestro Colegio tiene una clara vocación internacional y nuestra voluntad de formar ciudadanos del mundo. Sobre ese edificio sólido de una convivencia bien trabada, se sustenta la búsqueda de la excelencia académica, que no confundimos con expedientes académicos sobresalientes. Cada alumno puede alcanzar la excelencia en función de sus capacidades y de su esfuerzo. Para nosotros tiene tanto valor el alumno tradicionalmente brillante como el alumno que con su esfuerzo logra alcanzar el máximo de sus capacidades. Potenciamos a uno y a otro. Por eso educamos en el esfuerzo, en el valor de la laboriosidad, en el trabajo diario, regular, bien organizado, para la buena cimentación de los conocimientos.

Como colegio internacional, Alminar se propone que sus alumnos adquieran la conciencia de pertenecer a una Comunidad que trasciende los estrechos límites geográficos de los pueblos, las ciudades, las regiones o las naciones, de que viven en un mundo global al que han de incorporarse como ciudadanos del mundo. Y de que se sentimiento cosmopolita es perfectamente compatible con el color local, con el amor a la tierra natal.

NUESTRA

IDENTIDAD

El mundo académico es cada vez más colaborativo y hay cambios en la forma de estudiar. La implantación de nuestro proyecto educativo pretende afianzar y potenciar las habilidades que los alumnos ya conocen en su día a día.

A pesar de nuestro carácter laico, pues no está dirigido por una autoridad eclesiástica competente ni una persona jurídica eclesiástica pública, Alminar es desde su fundación un colegio de inspiración católica, respetando siempre la libertad individual.

FINALIDAD EDUCTIVA

METODOLOGÍA

Para la formación en valores y actitudes se propondrán a los alumnos situaciones concretas que les ayuden a prepararse para elegir opciones libre y responsablemente en el futuro y se les motivará para que adquieran los criterios adecuados para orientar su conducta.

Elige un tipo de enseñanza abierto y flexible que integre las innovaciones que se vayan produciendo mediante la actualización a través de la formación del profesorado. Al mismo tiempo verifica la incidencia en la mejora gracias a una autoevaluación constante.

Intenta transmitir los valores cristianos de la Iglesia Católica, procurando hacer crecer en sus alumnos criterios y formas de vivir acordes con el mensaje del Evangelio, respetando cualquier otro tipo de creencias en el ejercicio de la libertad.

Al ser el alumno el principal protagonista en el proceso de aprendizaje, se le ayuda a aprender desarrollando la observación, la investigación y la experimentación de acuerdo con su edad y preparación. Asimismo, favorece el desarrollo de sus capacidades, procurando que las propuestas de aprendizaje respondan a los intereses y necesidades de futuro.

Garantiza a través del plan de acción tutorial la conveniente ayuda para los alumnos durante su periodo escolar y la orientación vocacional y profesional posterior. La presencia de los tutores supone entre otras cosas: El acompañamiento de los alumnos a lo largo de su proceso de maduración personal, proyectos, dificultades…) y la existencia de un clima de confianza y comunicabilidad que facilita el diálogo sincero.

Se propone enseñar la laboriosidad, el amor al trabajo bien realizado y la constancia. Esto exige estimular el esfuerzo según la edad, una dedicación especial a alumnos que presenten problemas, la existencia de hábitos de trabajo y la planificación del trabajo y el tiempo libre.

Fomenta la solidaridad y el bien común dentro del Colegio atendiendo a los que más lo necesiten y fuera procurando la proximidad con los problemas e injusticias ajenos. Esta valoración y actitud de servicio del entorno conlleva el conocimiento de la realidad social, humana y cristiana andaluza y la específica del Colegio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies